Loading...

El sofá de La Gata

Dicen que el terciopelo siempre se ha asociado al lujo, al buen gusto, a la alta sociedad. Si este sofá de terciopelo rojo carmesí y pasión pudiera hablar nos contaría que dos bellas damas de piel tostada envueltas en encajes de seda pasan sus horas esperándote.

Mientras llegas, el roce del terciopelo y la seda provoca sensaciones que erizan sus pezones incitando a la pasión de los ojos que fugazmente las devoran con deseo.

A tu llegada se produce un cruce de miradas pícaras entre ellas y presientes que conocen todos tus deseos animales, tu juegas a dominarlas y te sientas en frente a deleitarte con el espectáculo y con un chasquido de tus dedos que delata toda tu masculinidad, ellas acuden como gatitas en celo gateando y dejando caer la poca ropa que las cubre.

Cuando por fin llegan a tí mirándote lascivamente a los ojos, cada una coloca su cuerpo desnudo a cada lado tuyo y mientras pides una copa de tu whisky favorito sientes como sus manos te acarician repletas de deseo y lujuria, ellas saben como hacerlo mientras te ronronean al oído y tu no puedes hacer otra cosa que rendirte al doble placer…

Dicen que esta historia se prolongó hasta altas horas del día, el quizás no las recuerde mañana, pero ellas si lo harán y siguen esperando repetir otra historia inolvidable en este sofá.

Foto y texto de nuestra querida Gata Blanca

Sigue los post de La Gata Escorts en nuestro Blog Erótico

2017-11-16T19:01:23+00:00
error: Content is protected !!